Dark Mode Off / On

¿Abrazar la incertidumbre? ¿Cómo es eso?

Es cierto que siempre hay una constante: el cambio. El cambio que nos invita a tomar caminos diferentes, a salir de la zona de confort. Una manera es dejar de resistirnos y aceptar en conciencia lo que viene a decirnos.

El mundo vive tiempos muy difíciles, el corazón se toca y se conmueve ante el dolor y el sufrimiento ajeno que nos vuelve compasivos. Ese sufrimiento que muchas veces toca nuestro propio dolor y nos lleva a reflexionar sobre algunas heridas del pasado tal vez aún no sanadas. El sentimiento de impotencia que se apodera al pensar en familias que ni la deben ni la temen y tienen que salir de sus casas en un éxodo, buscar refugio en algún lugar lejano y vivir el miedo, terror entre explosiones y mirar cómo se desmorona la vida justo detrás de una pandemia.

No hay palabras de consuelo que animen, pero yo te pregunto hoy ¿Qué te causa incertidumbre a ti exactamente? Dos años completitos de pandemia, cuando vamos ya tomando fuerza y acostumbrándonos, o no, al cubrebocas, reintegrándonos a la vida fuera. Cada uno su propia incertidumbre.

¿Qué ganancias has tenido en este tiempo? ¿Cómo podemos responder a esta incertidumbre del momento presente? Seguramente descubriste a tu familia y aprendiste a conocerla de otra manera, nos pasó a todos y aprendimos de ellos. Conocimos la intimidad de cada uno, compartimos espacios, nos cuidamos unos a otros, nos descubrimos. Soltamos viejos patrones y estilos de vida e incorporamos otros nuevos. Aprendimos algo de tolerancia “la convivencia armónica de las diferencias”, A. R. S. Tolerarnos a nosotros mismos en un encierro y sacar la creatividad para pasarlo lo mejor posible ante pérdidas, ante la idea de no ver amigos ni salir a abrazarnos.

LEER COLUMNA COMPLETA AQUÍ…